English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German temas para windows Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

jueves, 13 de enero de 2011

¿Cómo terminó el conflicto bancario?

imagen del contenido ¿Cómo terminó el conflicto bancario?
MONTEVIDEO, 12 Ene (UYPRESS/Ernesto Palomeque Suanes) - Esta es una pregunta que da lugar a respuestas, reflexiones y otras preguntas. Lo primero que es necesario destacar es: los trabajadores no ganaron nada.

Esta es una pregunta que da lugar a respuestas, reflexiones y otras preguntas. Lo primero que es necesario destacar es: los trabajadores no ganaron nada.
Nada de lo reclamado hace tres meses fue obtenido, ni se revirtieron los traslados en Maldonado, ni se reconocieron las asignaciones de funciones, ni se obtuvo la partida por productividad en el BHU y en la ANV, ni se logró negociar un reconocimiento salarial a los trabajadores ingresados por el acuerdo del 3 por 1.
Por el contrario, el Acta de Acuerdo Marco firmada el pasado 5 de enero, expresa compromisos en materia de medidas gremiales distorsivas, dejando en suspenso los descuentos efectuados por ese concepto; también se acuerda en relación a la modernización del procesamiento de cheques y finalmente se acuerdan los ámbitos de negociación del futuro Convenio Colectivo del Sector Banca Oficial.
Ello demuestra que los contenidos del Acta que cierra éste “conflicto” no aportan absolutamente nada para los trabajadores.
Y recién ahora, luego de un duro enfrentamiento que deja en muy malas condiciones el relacionamiento de Aebu con los bancos y el poder ejecutivo, se intentará comenzar a negociar los temas que importan a los trabajadores.
¿Esto es bueno? ¡¡¡Naturalmente que para los trabajadores no!!!
Si no es bueno para los trabajadores no es bueno para el Sindicato, el que sale claramente debilitado, ya que se vió seriamente afectada la disciplina en el cumplimiento de las medidas gremiales resueltas y lo que es más grave, no son pocos los compañeros que están tomando el camino de la desafiliación del Sindicato.
Aebu perdió terreno importante en el campo de la acumulación de fuerzas con nuestra sociedad. Los reclamos de los bancarios no fueron comprendidos por el conjunto de la ciudadanía y sin ello no hay avance posible.
No se habló en ningún momento sobre la importancia del Sistema Financiero Público como eje importante de la economía del país y en particular el rol fundamental que les toca al Banco de la República, al Banco Hipotecario, al Banco Central del Uruguay, al Banco de Seguros y a la Agencia Nacional de Vivienda y a los servicios que brindan y deben brindar a toda la población. Fue un conflicto por la negativa, un conflicto por reacción, como consecuencia de que no se definieron correctamente ni los objetivos ni la estrategia, salvo que la estrategia fuera la generación del caos al interrumpir el sistema de pagos a través del corte en el clearing de cheques provocando una paralización mayor a la producida por la crisis del 2002.
Podría pensarse también que la brutal desproporción entre los reclamos y las medidas aplicadas responden a un enfrentamiento político entre aquellos sectores sindicales que no comparten la línea económica llevada adelante por el gobierno y los representantes de ésta línea en los bancos oficiales. Se podría tratar de una estrategia de acumulación de fuerzas para enfrentar determinadas políticas. La idea no es original, lo curioso es que quedaron alineados detrás de esa “acumulación” militantes de Asamblea Popular, del Partido Nacional, del Partido Comunista y del MPP. En realidad no tiene nada de curioso, se unen con un solo y único objetivo desgastar y disputar el gobierno del Frente Amplio.
Otro punto de análisis puede ser el estilo de relacionamiento de los distintos Directorios de los Bancos Públicos con Aebu. Algunos de ellos respetan y valoran los ámbitos bipartitos con el  Sindicato y reconocen el aporte invalorable que aportamos los trabajadores llegando una y otra vez a acuerdos. Otros, sin embargo, prefieren un relacionamiento más lejano, a veces desconociendo al Sindicato y otras veces muy cerca de la provocación.
Lo que sucedió entonces en este conflicto era lo esperado cuando de un lado estaban los confrontadores generadores del caos acumulando para el desgaste del gobierno y del otro los que desconocen los ámbitos de negociación con los Sindicatos.
No es posible construir nada y menos acuerdos cuando no hay voluntad de realizarlos.
Nos queda por delante la construcción de un clima apropiado para el relacionamiento entre los trabajadores organizados en el Sindicato y quienes dirigen los Bancos Públicos. Los usuarios lo agradecerán.

Ernesto Palomeque Suanes
Integrante del Consejo Central de AEBU por la Lista 98

UyPress - Agencia Uruguaya de Noticias
                                                           Volver a Portada

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada