English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German temas para windows Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

sábado, 11 de diciembre de 2010

La interna del FA según Factum, Equipos Mori y Cifra


El Frente Amplio presenta una interna sacudida por varios temas: la renuncia de Gonzalo Fernández, choques con el PCU, un nuevo intento por anular la Ley de Caducidad y una altísima conflictividad que no cede.

"Más agitada", para González; "previsible", según Aguiar, y "sin procesar objetivos estratégicos", para Bottinelli. Así ven los tres politólogos a la interna del FA.
"Es claro que, desaparecido Mujica y el liderazgo más antiguo del MPP, queda disponible una inmensa masa electoral", reflexionó Aguiar. Y en ese sentido, señaló que para el Partido Comunista del Uruguay (PCU) "es estimulante pelear por captar" la misma.
Y uno de los choques de intereses dentro del FA se dio, justamente, con el PCU, cuyo secretario general, Eduardo Lorier, dijo el pasado viernes en VTV que "es grande la desilusión" con el gobierno de Mujica.

Incluso, en un documento de setiembre, titulado Bases de Discusión al XXIX Congreso Ingeniero José Luis Massera" (que se realizó el pasado fin de semana), los comunistas criticaron que la política económica de Mujica al señalar que "no tocan los pagos de deuda, mantiene las reservas internacionales y no intenta gravar la riqueza de la clase dominante". Además, el documento consideraba que los aumentos de los salarios y jubilaciones propuestos "están por debajo del crecimiento previsto, lo que genera que el reparto de la riqueza siga siendo regresivo para los sectores populares".
Para Bottinelli, "el PCU está en un juego de tironear lo más fuerte posible hacia un proyecto más transformador de la estructura social" y "en ese juego encuentra a un MPP muy contradictorio". En tanto, González opinó que las relaciones entre ambos sectores constituyen un "retorno a la normalidad".
A los dichos del PCU hay que sumarle una elevada ola de conflictos sin solución a la vista. Para el director de Cifra, los diferendos entre trabajadores, gobierno y empresas –que han llegado hasta la ocupación de la Suprema Corte de Justicia, en el plano público, y de Coca-Cola, en el privado- "agita aún más" la interna del FA. Es que los líderes de los sindicatos más fuertes pertenecen a los sectores radicales de la coalición, que velan por mayores retribuciones y mejores condiciones de trabajo, en función del crecimiento económico del país.
Además, las últimas semanas se vieron convulsionadas por la renuncia de Gonzalo Fernández (Partido Socialista). La misma se desató tras el envío al ex secretario de la Presidencia al Tribunal de Conducta Política del FA, en el marco de la derogación del artículo 76 de la Ley 2.230, que determinó la clausura de la causa contra los hermanos Peirano. La medida fue adoptada por la Mesa Política con los votos del PCU, MPP y las Bases, lo que motivó la reacción de los socialistas.
"No sé qué nos está pasando en el FA con la histórica tolerancia y solidaridad. Parece que en estos tiempos de crisis aparecen los valores de `falta de´", dijo el secretario general del Partido Socialista en una entrevista con El Espectador, el 1 de diciembre pasado.
Otro tema que marca diferencias dentro del FA es la anulación de la Ley de Caducidad. Pese a que la ciudadanía se manifestó dos veces en contra de esa moción, el gobierno de Mujica insistió y presentó al Parlamento un proyecto de ley que declara inaplicables tres artículos de la ley. La iniciativa ya cuenta con la media sanción de la Cámara de Diputados, pero en el Senado el FA no tiene los votos necesarios para aprobarse, ya que Eleuterio Fernández Huidobro (CAP-L), Rodolfo Nin Novoa (Alianza Progresista) y Jorge Saravia (Espacio 609) han manifestado su disconformidad con el proyecto.
Aunque ninguno de estas heridas en el FA ha cicatrizado aún, tanto Bottinelli como González y Aguiar no prevén riesgo de ruptura alguna en la fuerza política de gobierno.
"El FA sólo tiene riesgos de ruptura si alguien tiene la voluntad de provocarla. Toda ruptura necesita que quien la busca tenga un proyecto alternativo (…) Por ahora no se ve ese proyecto", explicó el director de Factum.
La figura del presidente . Por otra parte, González y Aguiar confluyen en que a partir de este escenario "es perfectamente posible" que caiga la popularidad de Mujica, pero descartan que la situación pueda llegar a provocar la renuncia del primer mandatario. "A diferencia de (Tabaré) Vázquez, que tenía todo a favor para mejorar el clima de opinión, Mujica parte de una opinión pública muy satisfecha y optimista", sostuvo el presidente del Grupo Equipos Mori.
En tanto, Bottinelli, quien también aseveró que la dimisión de Mujica "está fuera de toda posibilidad", señaló, además, que la popularidad del presidente "va a depender más de cómo conduzca el gobierno y los resultados que aporte".
El País Digital
                               Volver a Portal

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada