English plantillas curriculums vitae French cartas de amistad German temas para windows Spain cartas de presentación Italian Dutch Russian Portuguese Japanese Korean Arabic Chinese Simplified

viernes, 29 de octubre de 2010

Plantean tribunal de conducta para Saravia



S. CABRERA / D. ISGLEAS
Las disputas en el FA por el proyecto sobre la ley de Caducidad abrieron heridas que la propia interna de la izquierda se encarga de ahondar: la Vertiente pide un tribunal para Saravia.
"Te voy a regalar a (Jorge) Saravia", bromeó ayer el senador frenteamplista Enrique Rubio cuando se cruzó con el herrerista Luis Alberto Heber en el Palacio Legislativo en la primera jornada de discusión del Presupuesto. "Yo lo agarro con las dos manos", respondió Heber a las risas. Saravia integró el Partido Nacional hasta 1999 y sus declaraciones públicas contra el proyecto interpretativo ha molestado a muchos dirigentes frenteamplistas. La frase de Rubio es apenas una muestra de la situación actual.
En la misma línea, el diputado del Nuevo Espacio Jorge Pozzi dijo a El País que el senador del Espacio 609 "perdió la fraternidad y rompió la unidad", al anunciar su voto en contra y afirmar que los diputados del FA "dieron un golpe  de Estado técnico" al votar el proyecto que deja sin efecto tres artículos de la ley de Caducidad. Pozzi le dio un consejo a Saravia: "Que reflexione lo que dice, está afectando la dignidad de muchos frenteamplistas. Y si no acata (el mandato de votar), el Frente debe actuar en consecuencia y ponerse los pantalones".

Hace sólo unos días el senador suplente del Espacio 1001 Óscar López Goldaracena indicó a El País que si Saravia no vota el proyecto, "que se vaya del Frente". El canciller Luis Almagro dijo que "es un completo disparate" haber  afirmado "que hubo un golpe de Estado de 50 diputados" y el senador del MPP  Ernesto Agazzi agregó que eso es "un error de punta a punta".
En cambio, el presidente José Mujica prefiere no meterse en el asunto y dijo al semanario Búsqueda que la anulación de la ley de Caducidad es tema de los legisladores. "Si la fuerza política no tiene los votos, no tiene los votos y chau: así de sencillo", remató Mujica.
La negativa de Saravia y de Rodolfo Nin Novoa (Alianza Progresista) a votar el proyecto, ha obligado al FA a poner el freno y no llevar el tema al plenario del Senado mientras no estén los votos. Eleuterio Fernández Huidobro (CAP-L) tiene una posición crítica y su sector tenía previsto definir hoy el voto. Sin embargo, la decisión se podría demorar. "Estaba prevista una reunión del Ejecutivo nacional (para esta noche), pero como ahora hay más tiempo para definir es probable que convoquemos a una dirección nacional más adelante, dado que es un órgano más amplio", dijo a El País el dirigente Pablo Álvarez.
ÉTICA. La Vertiente Artiguista pedirá en la Mesa Política del Frente Amplio que un tribunal de conducta política evalúe la actuación de Saravia, debido a "una colección de agravios absolutamente inaceptables" que están "más allá de los límites admisibles" contra el canciller Almagro y los cincuenta diputados del Frente, adelantó Rubio. El anuncio también fue realizado ayer por la Vertiente en el Secretariado del FA, pero el tema no se llegó a discutir.
Rubio dijo que Saravia atribuye "intencionalidades graves y descalificantes" al proyecto de ley. Explicó que en el Frente existe un mecanismo de "autoexclusión" que se aplica cuando "alguien rompe las reglas y se coloca más  allá" de los "códigos" de convivencia política interna.
"Rubio no es más frenteamplista que yo", respondió Saravia, abonando la polémica. El senador quitó relevancia al tema y recordó que el senador comunista Eduardo Lorier hace tres años que está bajo investigación del tribunal por no haber acompañado más de una ley que el Frente hizo obligatoria para su bancada. "Que pidan un tribunal, ¿cuál es el problema? Yo voy hasta las últimas consecuencias", amenazó el senador del Espacio 609.
La idea de la Vertiente es que se juzguen las declaraciones de Saravia porque se "pasaron de la raya" permitida. "Las diferencias se pueden discutir, pero otra cosa es la descalificación", sostuvo el senador.
Y señaló que la votación a favor del proyecto interpretativo sobre la Caducidad fue un tema resuelto en el Plenario y en la Mesa Política "sin voces en contra". Las manifestaciones de Saravia son "muy pesadas", dijo Rubio. Saravia llamó a Almagro "burócrata de escritorio" que "sabe mucho de organismos internacionales pero no de política".
Saravia indicó a El País que con Almagro no tiene ningún problema, sino que lo llamó "burócrata" por su contenido etimológico: "Buró, por sillón y cretas, por poder. El poder del sillón por encima de decisiones populares".
A diferencia de la posición de la Vertiente, el diputado socialista Julio Bango dijo a El País que su sector cree que "aún no se agotó el tiempo de diálogo" y que "hay espacio para convencer". No plantean convocar al tribunal de disciplina.
El País Digital

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada